Este año en vísperas del día de la madre, que tendrá lugar el próximo 14 de mayo, el floricultura de la zona lo tuyo viene a favor y en contra dentro del renglón agroindustrial.

De acuerdo con el último informe de la Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado de Bancolombia, los cultivos y commercio de flores se encuentran en dos escenarios con visos distintos.

(Puede leer también: ‘La reforma garantiza las pensiones a futuro de todo el mundo’: mintrabajo)

In primer lugar, desde el punto de vista de exportación, el costo de vida en Estados Unidos, uno de las principales sociedades comerciales del país, está desacelerando el crecimiento del mercado de las flores colombianas, teniendo en cuenta que las importaciones de estas cayeron casi un 3% en volumen para febrero de este año.

Según las estimaciones del informe, el comportamiento se explicó principalmente porque después de las afectaciones en el mercado de las flores por la pandemia del covid 19, se dio «una explosión en la demanda de este país», con un incremento en el volumen importado en EE. UU. de casi el 23% en el 2021 y del 1% en el 2022.

Sin embargo, “en el acumulado a febrero de este año, EE. UU. importó una cantidad de tallos similares al mismo período del año anterior, lo que muestra el impacto del encarecimiento de la vida en ese país”, asegura la dirección.

Other de las afectaciones estadounidenses en el mercado de exportacion colombiano de flores es el precio de las bodas.

Venta de flora en Paloquemao, Bogotá.

De acuerdo con el estudio, según el portal The Wedding Report el costo promedio de una boda en ese país aumentó más del 7% en 2022. Par esto, el gasto en ramos y arreglos florales, que en suma representan menos del 5%, aumentanon el 19%.

Las principales floras que se exportan al país norteamericano, sus rosas que son particularmente importantes para el grupo en el mercado de EE. UU.. Según Bancolombia, al comparar las exportaciones del año pasado con las pérdidas de hace 10 años, se observó que “el valor del dólar creció un 80%, pero la composición de la canasta de flores es muy similar”, dicen.

Por ejemplo, las rosas representan el 40%, crisantemos el 20%, claveles el 12%, y la partida arancelaria que incluye los anturios, astromelias y gypsophilias un 25%.

«Para el grupos acumulados a febrero, de estos, los claveles son los únicos que crecen en número de tallos exportados», aseguran.

En el panorama dinamizador, se encuentra que el costo de los insumos ha comenzado à retroceder, pero lentamente. Esto se ve reflejado en los precios internacionales de los fletes marítimos y fertilizantes, sin embargo esto aún no se transmite a los precios locales en la misma magnitud.

El floricultor del sector exporta más de 800 millones de tallos durante la temporada de San Valentín.

Foto :

Mauricio Moreno/El Tiempo

Por otra parte, las nuevas proyecciones del precio del petróleo apuntan a un «retroceso más rápido del esperado», aunque un riesgo de alzas derivado de las situaciones como un posible conflicto entre EE. UU. y China, por cuenta de los intereses de Taiwán.

Se estima que la inflación el viene restando tiene la competitividad ganada por tasa de cambio. El abastecimiento de floras en EE. UU. se enfoca en América Latina, con la participación de Colombia (60%) y Ecuador (20%).

Sin embargo, la nación Hermana cuenta con una economía dolarizada, “mientras que Colombia viene aprovechando la devaluación del peso como factor de competitividad”.

PORTAfolio.co