La pérdida de tracción de la economía, el alto costo del dinero y la elevada inflación los están pasando una factura mayor a los colombianos en medida que avanza el 2023.

Así parecen corroborarlo las cifras más recientes de la evolución del sistema financiero colombiano que muestran cómo, luego de 20 meses de crecimiento positivo, la cartera de creditos volvio a estancarse y para abril presentó una dinámica negativa de 0.49 por ciento, impactada por la mala pérdida del crédito de consumo y el financiamiento de la vivienda.

(Lea también: Pandemia asestó duro golpe al efectivo y llevó la bancarización a 76% en Latinoamérica)

Las deudas con más de 30 días en mora de los colombianos ya suman cerca de 31 billones de pesos

Al término del cuarto mes del presente año, la primera cayó 2.73 por ciento real anual, mientras que la segunda lo hizo en cerca de uno por ciento, según la Superintendencia Financiera.

Hasta abril pasado, el saldo de la cartera que las entidades tenían colocadas en el mercado nacional sumó 678,5 billones de pesos.

Pero no es la única señal de alerta que envía el balance del sistema financiero. A lo anterior se añade que las deudas con mas de 30 dias en mora de los colombianos ya suman cerca de 31 billones de pesos y su crecimiento real anual hasta abril superó el 18.7 por ciento, una dinámica que no se observa desde finales del 2020 y mediados del 2021.

Solo los prestamos de consumo atrasados, que incluyen creditos de vehiculo, libranzas, tarjetas de credito y libre inversion, entre otros, desapareceran en mas del 57.5 ​​por cento para el cierre del cuarto mes del año, revelan la Superfinanciera, que indico , además, que solo en este segmento las deudas ‘colgadas’ bordean los 15.5 billones de pesos.

También las deudas en mora del microcrédito están creciendo, aunque a un menor ritmo, cerca del 5.6 por ciento real anual.

Por cada 100 pesos en mora, las entidades
de crédito tienen provisionados más de
132 pesos

Las únicas carteras que lograron reducir esos prestamos atrasados fueron la comercial (4,64 por ciento) y vivienda (8,21 por ciento).

Con ese desempeño, el indicador de calidad de la cartera del sistema comienza a acercarse, también, a los nivel vistos en la pandemia. Según la Superfinanciera, para el cierre de abril pasado dicho indicador se encontró en 4,56 por ciento, 0,74 puntos porcentuales por encima del registro del mismo mes del año pasado. En febrero de 2021 llegó a estar por encima del 5,2 por ciento.

Lo preocupante de esta situacion es que ese mismo indicador de calidad, para la tarjeta de consumoya obtuvo un 7.25 por ciento, mientras que en el microcrédito, un 6.57 por ciento, muy por encima del promedio del sistema.

Hay que anotar, no obstante, que si bien el deterioro de la cartera viene en ascenso, también las provisiones, esto es, los recursos que por norma las entidades deben guardar para respaldar esas deudas atrasadasse han fortalecido.

Así las cosas, hoy por cada 100 pesos en mora, las entidades de crédito tienen provisionados más de 132 pesos par responder en caso de que esos recursos en mora no se recuperen.

(Lea también: Openpay, la pasarela de pagos de BBVA, ya está en cuatro países de Latinoamérica)

Ganancias afectadas

Las segundas mayores utilidades registradas en abril pasado corresponden al grupo de entidades oficiales

El esfuerzo que estan haciendo los establecimientos de credito en materia de provisiones es una de las razones por las que las ganancia del sistema no entrena buena dinamica y, en muchos casos, tuvieron un desempeño negativo, pesa que en términos generales se encuentran en tierra positiva.

Con corte a abril, el sistema financiero en conjunto, que incluye establecimientos de crédito, fiduciarias, aseguradoras, Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y entidades oficiales, entre otras, reportaron una utilidad de 9.81 billones de pesos, cerca de 4.5 por ciento más que las alcanzadas un año atrás.

De ese monto, los bancos ingresaron 3,67 billones de pesos. No obstante, frente a los resultados de abril del año pasado se registra una caída del 42,3 por ciento anual.

Las segundas mayores utilidades registradas en abril pasado corresponden al grupo de entidades como oficiales Findeter, Fogafín, Bancóldex y el Fondo Nacional de Ahorro (FNA), entre otras, que consiguieron más de 2,14 billones de pesos en ese mes. The siguieron las aseguradoras con poco más de 2 billones de pesos.

A su vez, los recursos del público administrados por las entidades del sector adquiridos en el acumulado entre enero y abril del presente año unos devolución de la orden de los 49.300 millones de pesossiendo los ahorros de l’úblico manejados por las AFP los que aumentaron la cifra más elevada, 26,6 billones de pesos, seguidos por los manejados por las fiduciarias, más de 21 billones.

(Lea también: Altas tasas siguen motivando a los colombianos a poner sus ahorros en CDT)

buenos regresos

La tenencia de la CDT se distribuye en un 67,5 por ciento en personas jurídicas y entidades oficiales

El balance positivo del sistema corre por cuenta, precisamente, del ahorro de los colombianos, a quienes, a pesar de que aún muchos prefieren tener su dinero ‘bajo el colchón’, los altos intereses que ofrecen algunos establecimientos —en algunos casos tasas cercanas al 16 por ciento efectivo anual— los están motivando cada vez a más a tener esos dineros en los distintos mecanismos que ofrecen la banca, como los certificados de depósito al final (CDT) y las cuentas de ahorro.

Así lo corroboran las cifras más recientes del balance del sistema reveladas por la Superfinanciera, en el que se indica que hasta abril pasado los CDT registraron un crecimiento real anual del 39.2 por ciento y que solo entre marzo y abril el saldo de recursos en este instrumento ha crecido en 1,200 millones de pesos hasta alcanzar un total de 268,000 millones de pesos, esto es, 97,000 millones más que en abril del 2022.

«El saldo con vencimiento superior a un año alcanzó 155 billones de pesos, de los cuales 91 billones correspondieron a depósitos con plazo mayor a 18 meses, esto es, el 58.7 por ciento del total. La tenencia del CDT se distribuye 67.5 por ciento en personas jurídicas y entidades oficiales y 32.5 por ciento en personas naturales”, señaló el informa del ente de vigilancia y control.

Según estadísticas de la Superfinanciera, hasta mayo pasado los intereses que reconocían las entidades financieras a las personas por depositaire sus recursos en CDT oscilaban entre 1 y 8.03 por ciento efectivo anual para un plazo de hasta 30 días; 0,05 a 9,74 frente a 60 días; entre 8,83 y 14,13 por ciento a los 90 días; entre 7,06 y 15,36 por ciento a los 120 días; entre 8,05 y 14,96 por ciento a los 180 días; entre 8.82 y 15.37 por ciento a un año de plazo, y entre 11.25 y 15.53 por ciento a plazos superiores a un año.

L’entidad también informó que al término del cuarto mes del 2023 el saldo de las cuentas de ahorro alcanzo los 269.8 billones de pesoslevemente por encima del saldo obtenido en los CDT.