Ariel Montenegro, presidente de la asamblea Renault-Sofasa, en entrevista con EL TIEMPO explicó las razones por las cuales han subido los precios de los carros, por qué los clientes se han alejado de las vitrinas y habla sobre el futuro del mercado en lo que reste del año.

¿Cuál es su lectura de lo que pasó con las ventas en abril?

Ha sido un mes confirmado por la tendencia del año. Cuando vemos the cifras del mercado del mes pasado asustan un poco en terminos absolutos Porque es una contracción de 35 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, pero también es un mes con distinta estacionalidad en cuanto a cantidad de días cábiles que marcan mucho más la dinámica comercial.

Al analizarse se divide el total del mercado por la cantidad de días hábiles del mes, se confirma la tendencia que coincide exactamente con la misma cifra de marzo. Is a contracción en cantidad de vehículos que se venden por día, 690. Sí es una cifra baja, pero es la misma desaceleración del 20 por ciento que vimos en marzo.

Estamos en la media…

El Banco de la República aumentó en 25 puntos más las tasas y eso géneros un freno a la venta de carros que mayoritariamente se hace con credito

Por supuesto que abril no es un mes puntual. Llevamos cuatro meses Durante los cuales estamos viendo la misma contracción y eso muestra que va a ser un año en donde el mercado estará en torno a las 200,000 unidades, tal vez un poco más si el segundo semestre repunta, pero no hay cómo saberlo en este momento.

Los últimos días han tenido una subida del tipo de cambio y eso puede perjudicar. adams, el Banco de la República incrementa en 25 puntos más las tasas y eso generos un freno a la venta de carros que mayoritariamente se hace con credito. Ahí vemos que esa reducción del mercado puede continuar.

(Siga leyendo: ¡Pilas! Los cambios que tiene la revisión técnico-mecánica con el nuevo PND).

¿Cómo es Renault-Sofasa?

Para Sofasa, en nuestra dinámica comercial, por supuesto, no está el mercado donde quisiéramos en cantidad de unidades, pero seguimos manteniendo nuestro liderazgo. La Duster sigue siendo muy consolidada como el vehículo más vendido.

La Duster sigue siendo muy consolidada como el vehículo más vendido.

¿Qué más suma en esa desaceleración?

Es una mezcla de varios efectos, la devaluación que tuvo el peso colombiano respecto al dólar en los últimos nueve meses ha generado un alza de costos de los vehículos vistos en precios colombianos. Si sumas el incremento en las altas tasas de interés, se generará un efecto combinado sobre el resultado de la cuota mensual para destinar del presupuesto de una familia colombiana para la movilidad es más elevada.

Este es el principal factor de un punto de vista regional que desalienta la intención de compra. Nosotros vemos aún un buen tráfico en nuestras salas, hay una buena intención de compra; sin embargo, anotamos que las dificultades vienen por el hecho de esa cuota mensual para afrontar con respecto al gasto que una familia colombiana tiene en proporción a sus ingresos.

¿Qué porcentaje de los carros se compran a crédito?

Nosotros tenemos una mezcla de ventas a personas naturales y personas juridicas. En general, sumando flotas y clientes particulares estamos arriba de un 50-60 por ciento de ventas financiadas. Hay algunas empresas o rentadoras que hacen la compra por sus propios medios de financiación lo cual no deja de ser una compra financiada. Entonces, cuando miras el total de la composición del mercado es bien alta, es más del 75 por ciento la compra que se hace con credito.

(Lea también: ¿Es beneficiario del Tránsito de la Renta Ciudadana? Así puede consultar el giro).

Si comparamos otras épocas con hoy, ¿cuánto ha caído el crédito?

Nosotros seguimos teniendo tráfico en las salas, es decir, la intención de compra sí ha mermado pero no en el 20 por ciento que vemos en la cifra de matrículas, porque seguimos teniendo tráfico, solicitudes de crédito, créditos aprobados, pero al mismo tiempo clients con el crédito aprobado desisten de tomar la decisión en este momento. En el mercado se ve una baja de matrículas del 20 por ciento, en caída de crédito aprobados diría que estamos en torno al 10 por ciento.

Todavía hay un porcentaje de clientes que pueden tener un crédito aprobado con su nivel de ingresos; Sin embargo, la deuda generará una presión adicional a los gastos frente al total que tiene de ingresos mensuales muy elevados. En realidad, hay un canal de tráfico en nuevas ventas superior al 8 por cien, una reducción de créditos del 10 por cien y una delantera de registros del 20 por cien.

¿Esperan algún alivio en las tasas de interés?

Ariel Montenegro fue nombrado presidente y director de Renault Colombia en febrero.

Foto :

El Tiempo / cortesia

Esto incrementa al destinatario de la tarea de interés repercutiendo finalmente en el costo total de las pérdidas mensuales para enfrentar el corte. Nosotros operamos en las condiciones del mercado. Ojalá that así como bajaron lasas para creditos hypotecarios, para tarjeta de credito y otro tipo de consumos, ojalá también haya bajas para tasas de vehículos.

(Además: Bajar el déficit o sufrir la inflación, el dilema del precio de la gasolina).

Para los meses que vienen, ¿ven mejoras?

Yo digo que si. Naturalmente me mantengo optimista sobre que de ahora al final del año pueda haber mejores, y se den los ciclos normales como las actualizaciones de ingresos. Porque tan bien aumentó el salario mínimo en energía, no todas las empresas y no todos los asalariados han tenido una mejora de sus ingresos en ese mes. Eso va dando paulatinamente en la economía que arranca enero con el incremento del salario mínimo.

Naturalmente, en la medida en que avanza y año deberia ser mejor la condición de compra, principalmente por este diez por ciento que decía, donde hay clientes que ya tienen un crédito aprobado pero deciden todavía no hacer el desembolso esperando a ver cómo se mueven la inflación y sus gastos familiares domésticos para tomar la decisión. Sí, en la medida en que van llegando los distintos incrementos, puede mejorar la situación.

También influencias que los precios de los carros en las fábricas han subido…

Totalmente, los costos combinados. Hay cosas que han ido mejorando levemente este año respecto a fin del 2022. Por ejemplo, hay algunos costos logísticos que vuelven a reubicarse en algunos orígenes de los productos. Sin embargo, están muy por encima de los niveles de prepandemia. No hay una visibilidad de reducción de precios, pero sí alivian un poco las subidas de precios que siguieron teniendo las alzas de los fletes marítimos.

Algunos productos, como el precio del acero, también se han regulado, pero, en contrapartida, el alza de la energía en general a nivel mundial, o por el incremento del precio del petróleo o falta de disponibilidad de gas, hay otras variables que tienen impactado Entonces sigue teniendo una inflación de costos de producción, materias primas y componentes.

(Puede leer: ¿Qué tienen y cuánto valen los cinco carros que más compran los colombianos?).

¿De alguna forma la gasolina está pagando la llegada de la electricidad, o no?

Movilidad más sostenible es más costosa

No lo veo tan así, pero por ejemplo en el segmento de utilitarios, sobre todo lo que es diesel, el pasaje a Euro VI no es el costo de la electricidad. Pero sí, cuanto más movilidad sostenible es más cara.

Obviamente si lo llevas al extremo de ese razonamiento, el modelo de negocio de un vehículo de hidrógeno todavía no es comercialmente viable porque es muy caro. Si lo llevas tiene un vehículo eléctrico también es muy caro. Un Euro VI es más caro que un Euro IV, entonces la movilidad más sostenible tiene incrementos, tiene ladrillos tecnológicos que hacen que el precio del auto sea más elevado.

Yo no lo veo tanto por el impacto que el eléctrico le puede cambiar al térmico, pero sí la regulación, la regulación y la responsabilidad para generar una movilidad más sostenible intrínsecamente también tiene un impacto en los costos de producción.

Hacia el futuro, ¿qué tanto puede pesar la situación interna, la política?

¿Qué tanto puede impactar el contexto político sobre la economía? Directo, por supuesto que la compra del automóvil no es un producto de consumo masivo y básico que, pase lo que pase, uno diga tengo que cambiar el auto y lo cambia obligatoriamente. Es una decisión que se puede posgar y está sujeta a la condición de riesgo que se ve en el entorno. Entonces, puede que sí, sin hacer opinión política porque no me competencia, pero obviamente que una inestabilidad política podría generar una inestabilidad social y/o económica y eso tiene una interferencia directa con el mercado.

Hay que entender en la industria automotriz que sus racionales y otras que sus emocionales. Las razones son, por ejemplo, las de alguien que tiene un negocio, una panadería, una venta, un commerciante que necesita cambiar su utilitario y lo mete dentro de su unidad de negocio al momento que le toca hacer el cambio por una cuestión de rentabilidad . Lo hace independientemente del contexto.

Y hay una compra un poco más emocional que ante el riesgo se puede postergar y entonces eso tiene un impacto en la dinámica económica principalmente en la industria automotriz donde no vendemos bizcochos o chocorramos que igualmente la gente los va a adquirir.

(Además: La Fed sube 25 puntos la tasa de interés, pesa la inflación).

Es una decisión que se puede posgar y está sujeta a la condición de riesgo que se ve en el entorno.

¿Las preocupaciones de la situación?

Aeronave Nuestros no
Cambian
para una discusión política, una crisis de gabinete, porque miramos no en el
corto plazo ni en la coyuntura sino al mediano y largo plazo

Atentamente miramos el largo plazo, Colombia tiene mucho potencial, hemos estado en epocas muy malas, llevamos 55 años en el pais y Renault se ha mantenido en Colombia en momentos muy duros.

Por supuesto que siempre estamos atentos a lo que sucede en el mercado, pero eso no cambia nuestros planes a mediano y largo plazo. Acabamos de hacer un anuncio de que estamos trabajando por una nueva inversión importante en la planta y eso no cambia por una discusión política o una crisis de gabinete como la que hubo la semana pasada, porque miramos no en el corto plazo ni en la coyuntura sino al mediano y largo terminos.

¿Ven al Salón del Automóvil?

El año pasado también estaba programado para noviembre, nosotros habíamos dicho que sí, que íbamos a estar, finalmente se anuló por falta de quórum, de empresas que apostaran. Si sucede, nosotros vamos a estar, probablemente.

(Le puede interesar: ¿Se debe revisar la fórmula del precio de la gasolina? Esto dicen los expertos).

¿Lo están empujando?

De nuestro lado no, con total transparencia digo que no es Renault quien está empujando al Salón del Automóvil. Obviamente que es una buena instancia, pero nosotros vamos a tener nuestros propios eventos de marca para promover nuestra gama E-Tech en junio y nuestros lanzamientos. Si el salón está, será una buena ventana para asistir, pero no es Renault quien lo está moviendo, sobre todo porque ya nos pasó que el año pasado organizamos todo para estar, finalmente se anuló dos meses antes.

Lea la entrevista completa en www.motor.com.co

José Clopatofsky
DIRECTORA DE MOTORES

Mas noticias

Jugando al ‘5 y 6’ con las revisiones de carros: análisis del Director de Motor

La historia del Boeing 747: agrandó la aviación y achicó el mundo

Una transacción energética desordenada costaría a Colombia $ 160 billones